lunes, 23 de marzo de 2015

MUNICIPALES RECTA FINAL

Una vez vencidos los plazos establecidos por el Tribunal Supremo Electoral, la etapa preelectoral comienza su declive en cuanto a campañas y expresiones de afinidad o respaldo político se refiere. Así, en el desarrollo de esta semana seremos testigos de los últimos intentos de los y las candidatas para convencer al electorado para emitir el voto en favor de un color específico, lo que en sumatoria dará la victoria al que haya logrado el mayor porcentaje de apoyo hasta el 29 de marzo. Así, de forma particular el municipio de Tupiza cuenta esta vez con cinco candidatos pertenecientes a partidos como el MAS (Movimiento Al Socialismo), MOP (Movimiento Originario Popular), UN (Unidad Nacional), AS (Alianza Social) y MNR (Movimiento Nacionalista Revolucionario). Así, más allá de las siglas, es importante considerar otros aspectos determinantes a la hora de elegir a quién dar el voto de confianza para llevar adelante la gestión municipal de la próxima gestión. De esta manera, es siempre prioritario, sobre todo en una elección local, tener elementos varios que nos permitan emitir el, tan necesario, voto informado que nos otorga, entre otras cosas, corresponsabilidad de la gestión pública al haber optado por uno u otro candidato o candidata de manera consciente.

            Dentro de la campaña realizada se ha percibido diferentes estrategias para hacer conocer las propuestas presentadas y lograr convencer a los y las electoras donde el MAS ha tenido además el respaldo de parte del Presidente Evo Morales que se hizo presente en Tupiza para dar su voto de confianza al candidato Mario Martínez fortaleciendo aún más la imagen que presenta en toda la campaña. No obstante, también se pudo percibir una campaña austera realizada a pie y de puerta en puerta siendo un principio sugerente para un posterior ejercicio de la entidad ejecutiva municipal en Tupiza, con las dificultades que significa representar a esta tienda política en un espacio resistente, pero que se ha ampliado progresivamente en los últimos años. Los partidos contrarios al MAS vienen realizando campañas muy reducidas que generan una posible falta de información acerca de las propuestas que han trabajado en aprestos de las municipales por lo cual sus candidaturas están mermadas por esta falta de mecanismos de información además de la carencia de una base social orgánica y real. Desde el lado negativo, se ha podido percibir que el sesgo discriminatorio y excluyente de algunos sectores reducidos de la población siguen manteniendo vigente un pensamiento arcaico donde la supuesta raíz señorial y ajena a lo indígena genera expresiones como “tupiceño de pura cepa” que solo hacen daño a nuestra identidad, esta vez con el pretexto político electoral y que principalmente está dirigida en contra del MAS.

Así la “guerra sucia” no estuvo ajena y pudo percibirse sobre todo en las redes sociales donde el intento de generación de un debate recae en insultos, prejuicios y otros que impide propuestas constructivas más allá de las siglas o colores políticos. Sin duda, como lo dijimos antes, el principal sujeto de los prejuicios ha sido el partido oficialista, que entre otras cosas nunca estuvo en el Gobierno Municipal de Tupiza, pero aun así es objetivo de todas las críticas provenientes principalmente de grupos reducidos que pretenden mantener vigentes pensamientos regionalistas y cerrados negándose a ver una realidad tangible y cotidiana, que es cimiento de nuestra identidad chicheña. Llega el tiempo final para la reflexión y toma de decisiones, y esta vez el MAS se presenta como una de las más legitimas candidaturas a la Alcaldía con aspectos muy valiosos de su candidato (como la articulación urbano-rural, un programa integral y concreto, además de la tendencia histórica creciente del voto a nivel municipal) para dar ese viraje necesario dentro de nuestro municipio y como la alternativa esperada tras el debacle de los partidos conservadores y los supuestamente alternos que decían ser netamente tupiceños, lo cual no fue necesariamente el aval de una gestión transparente y eficiente. El escenario local de Tupiza resulta muy interesante ya que las manifestaciones de apoyo y militancia se ven direccionadas al momento del sufragio donde se exterioriza el voto, todavía, oculto que se devela el mismo día de las elecciones. Por ahora solo queda esperar una madura y comprometida decisión de la ciudadanía con el municipio, considerando antecedentes, propuestas y proyecciones presentadas por los y las candidatas. Luego de las elecciones locales, los colores políticos serán archivados y todos y todas nos pondremos de nuevo la camiseta azul grana a la espera de que las decisiones asumidas nos brinden los resultados esperados y que dentro de los próximos cinco años no lamentemos la mantención de un municipio postergado. Estamos en una etapa donde la coyuntura local, regional, departamental y nacional permiten optar por cambios reales y trascendentales como la autonomía, donde la bandera roja de los Chichas estará vigilante viendo a todos nuestros municipios y las decisiones que tomamos para verlos progresar históricamente. 

lunes, 16 de marzo de 2015

LA IDENTIDAD DEL MAS EN LOS CHICHAS

Por muchos años el municipio de Tupiza estuvo cooptado por los partidos tradicionales, posiblemente a raíz del imaginario sesgado de la sociedad chicheña que se construía a partir de elementos erróneos que pretendían mostrar una raíz señorial, donde lo indígena estaba totalmente ajeno. De esta manera se conformó un fuerte lazo con representaciones como las del MNR, ADN y MIR, en menor grado; de este proceso quedaron los resultados que han demostrado una baja capacidad de gestión municipal pese a los avances establecidos desde la Participación Popular y la descentralización. De esta manera, se tuvo una secuencia de alcaldes y alcaldesas que solo apelaban al partido y muchas veces a la cuestión del azar para ser electos sin que se haya tenido un voto realmente comprometido e informado de las propuestas y trayectorias. Por otra parte, el desencanto por este sistema de partidos y el tipo de democracia, limitada simplemente al voto, generó un sentimiento de dejadez en los electores que solo acudían a las urnas por una cuestión de la obligatoriedad del voto.

Así, con la crisis política y social que tomó fuerza desde el año 2000, un actor político fue cobrando fuerza en el escenario nacional, el cual se denominó Movimiento Al Socialismo, el Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos, que emergió con la articulación de varios sectores y organizaciones sociales en el país con demandas comunes de gran parte de la población. De esta manera, hasta el año 2005 junto a las elecciones generales, el MAS se constituyó como el partido más representativo y legítimo, alcanzando más del 50 % como establecía la Constitución para convertirse directamente en gobierno. Pese a esta situación hubo regiones resistentes donde la, ahora, denominada ola azul no pudo llegar siendo espacios de permanente pugna política. En el caso del municipio de Tupiza el proceso fue gradual y se puede considerar como uno de estos espacios de conflicto; no obstante esta situación se fue revirtiendo progresivamente y la aceptación se aumentó hasta obtener victorias del nivel nacional y en la circunscripción. En este sentido, en esta oportunidad se percibe que ha llegado el momento en que el municipio también tendrá un cambio de rumbo ya que dentro de todos estos años se cuenta con las mayores posibilidades de la victoria de este partido en el municipio.


Con lo que suceda el próximo 29 de marzo emergerán nuevos planteamientos y proyecciones para el municipio, donde muy posiblemente el MAS se constituya en el gobierno local, lo que debería denotar un alto nivel de coordinación con la Gobernación y el Gobierno nacional, principalmente en temas de proyectos y su ejecución. A partir de esta llegada al Gobierno municipal el MAS estaría frente a un gran reto por delante para mostrarse como la opción real a toda una línea política que fue coparticipe de mantenernos en la postergación por décadas y décadas. Al parecer, los partidos tradicionales y las agrupaciones ciudadanas, con características alternativas, no pudieron responder a las necesidades y demandas del pueblo chicheño es por eso que la carga histórica ahora da paso a que esta vez el, anteriormente resistido, MAS logre la victoria como la ruta casi natural de los derroteros políticos y democráticos en la región. El MAS ha tenido que superar muchos obstáculos, sobre todo refiriéndonos al nivel local, pero debe seguir construyendo una identidad propia que se arraigue en la visión de toda nuestra comunidad chicheña haciendo realidad todos los anhelos latentes desde mucho tiempo atrás.  

miércoles, 11 de marzo de 2015

UN HOMBRE DE ALPARGATAS

Posiblemente la persecución en complicidad con el destino fueron los autores de la llegada de la familia Forti a Tupiza (donde se había fundado la primer organización anarquista en Bolivia, “Unión Obrera Primero de Mayo” el año 1906 al igual que el periódico “Aurora Social” de la misma línea ideológica), esto simplemente para agrandar mucho más una historia que, como titula Lupe Cajias (2012), abriría “Los Caminos de Nuevos Horizontes”. Germinal Liber Forti Carrizo nació en Tucumán-Argentina el 19 de agosto de 1919 y fue nombrado de forma muy acertada como “Libre”, una bandera que llevó durante toda su vida marcada por su pensamiento libertario. A sus diez años, ya en Tupiza, Liber Forti tuvo su primera aproximación a la lectura (o más bien fue donde aprendió a leer) donde también jugó un papel importante la Imprenta-Librería “Renacimiento” de su padre; este mismo lugar será recordado en sus palabras manifestando: “fue la mejor época de mi vida, en la que fui más inocente, que fue la niñez”.

            En territorio argentino tiene sus primeros acercamientos al teatro dentro de un grupo de la Federación Obrera Regional Argentina (FORA) de línea anarquista. Posteriormente radicando en Tupiza produce un radioteatro y paralelamente se integra al conjunto teatral de la Sección de Arte y Cultura del Club Deportivo The Strongest de Tupiza, el cual fue uno de los principales motivos para quedarse en este lugar. Así, con un importante grupo de compañeros y compañeras deciden fundar el Conjunto Teatral “Nuevos Horizontes” el 1° de mayo de 1946 con el lema “Avancemos sin pausa y sin prisa, como las estrellas”, el cual sin duda marcó a toda una generación que se vinculó en las tablas con un compromiso profundo dentro de un espacio de formación de jóvenes valores. Complementariamente  al hecho de trabajar dentro del teatro y el arte como tal, era también importante la construcción de una visión anarquista de la vida que cruzaba como una transversal permanente en estos procesos del “teatro como una hermandad”. Este compromiso se vería reflejado en el trabajo con la gente, ya que el grupo teatral se encargaba de llevar obras hasta todos los distritos mineros, lo cual también servía como una plataforma para convivir y discutir sobre ideas e ideologías sellando así aún más esa hermandad precedida por el teatro, conociendo y aprendiendo.

Luego de una trayectoria muy rescatable, con viajes y presentaciones nacionales e internacionales, habían pasado 14 años y algún tiempo antes se presentaron algunos conflictos con sectores de la población en Tupiza. Con la ingrata frase de “nadie es profeta en su tierra” Nuevos Horizontes veía los reveses que se le daba. Mientras que desde otras instancias nacionales e internacionales el conjunto teatral era reconocido, entre otros, el Colegio Suipacha le quita el espacio dedicado a sus ensayos como un rechazo frontal a sus prácticas. En la publicación Teatro N° 12 de 1961 publican manifestaciones como: “Nos vamos sin llevarnos nada, ni siquiera este sabor amargo y áspero de no haber sido sentidos ni comprendidos, porque hasta él, aquí se queda con ustedes, pueblo de Tupiza”. De esta manera comenzó la despedida, que obligó, en muchos casos, a que los integrantes tomen nuevos rumbos en la individualidad. Entre otros motivos para esta partida fue la participación de población conservadora como expresa Lupe Cajías: “Esa misma Tupiza, pero la de las beatas, los hipócritas y los temerosos, fue la que luego ahogó a [Nuevos Horizontes]” (2012: 52). Años después sucedió el reencuentro necesario entre Liber y Tupiza porque el proyecto emprendido décadas antes no cayó por completo sino que fue el foco de irradiación que marcaría la identidad e historia de todo un pueblo.

Dentro de la faceta política, que no se puede desvincular del arte y la cultura, Liber Forti siempre tuvo al anarquismo como su carta de presentación lo cual le costó la persecución, el exilio y la tortura. El trabajo realizado con los mineros llevó de forma casi natural a que en 1962 sea nombrado, de forma inédita, como Secretario de Cultura de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) cargo que se ratificaba en cada Congreso de forma unánime. También fue asesor de Juan Lechín Oquendo, por aproximadamente 40 años dentro de la FSTMB. Bajo esta línea, el alejamiento del poder, dinero o fama marcó su trayectoria de característica humilde, horizontal y libertaria como mandato para sus acciones.


            Este 11 de marzo Liber Forti ha partido; pero como los grandes gestores nos deja todo ese legado que fue construido sobre dos columnas: el teatro y el anarquismo; este hecho ha despertado todas las voces que reconocen su trayectoria de forma masiva y desde todos los rincones del país y más allá de sus fronteras. Todavía queda mucho por conocer sobre su obra y la herencia teatral que surgió con esta célula implantada en Tupiza hace más de seis décadas y que ha permitido resaltar el nombre de Tupiza como la cuna del teatro en Bolivia gracias a la lucha de este y otros gestores de la época. El hombre de alpargatas que se autodefinía como tupiceño, parece que nunca quitó su pensamiento de este lugar, por eso pretendía llevar nuevamente obras teatrales como “La zorra y las uvas” hasta la cuna de Nuevos Horizontes. Ahora que Liber Forti ha partido, Tupiza es el escenario que más va a lamentar esta pérdida por todo lo que ha significado para esta tierra. Y por sobre todo estará pendiente el deseo que Liber había manifestado en una entrevista reciente expresando “que cuando le llegue el final o ‘caiga el telón’ quiere enterrarse en el suelo de su amada Tupiza”.

domingo, 8 de marzo de 2015

AGUA, PROMESAS O PROPUESTAS

En época electoral, las palabras clisé suelen estar presentes de forma permanente en las propuestas y campaña electoral de unos y otros candidatos y candidatas. Así se pretende reflejar las inquietudes, necesidades y demandas de la ciudadanía que por lo general son recurrentes y vigentes a lo largo del tiempo. En el caso del municipio de Tupiza, la problemática del agua es una necesidad vital y sumamente urgente para la población porque connota uno de los derechos fundamentalísimos como es la vida misma producto de la salud, como una misma línea que viene desde tener un agua de calidad. En este sentido, esta ha sido la promesa principal en varias de las candidaturas en periodos electorales y que la gente espera ansiosa desde hace muchas décadas atrás. Lamentablemente, la poca capacidad de gestión en nuestra comuna ha traído consigo el fracaso en esta empresa y que la problemática se siga agudizando con una salud más deteriorada en la población según pasa el tiempo, con extremos de casos de cáncer de diferentes tipos presente en el día a día y factor de muerte en un alto índice.

Así, como es peculiar, las esperanzas de mujeres y hombres se cae gestión tras gestión a la espera de una respuesta efectiva. Desde este punto de vista el agua en Tupiza se ha convertido en un caballo de Troya que se presenta como el comodín dentro de las propuestas que siempre es bien recibida y genera la expectativa suficiente en una nueva gestión municipal. Lamentablemente, este no es factor de mejora de calidad de vida y más bien se ingresa en un letargo, algo perverso, donde los malestares y enfermedades vinculadas a este tema no son erradicados y más bien se incrementan por esta poca capacidad de gestión y voluntad política. Esta vez, el agua no está ausente en las propuestas enmarcadas en las campañas electorales rumbo a las subnacionales. No obstante, la coherencia de las propuestas deben ser el aval para apostar por una u otra candidatura y que estas no caigan de nuevo en una simple promesa muy apartada de la carga de veracidad y capacidad de ejecución.


Para alejarnos de unas falsas esperanzas y promesas, como se acostumbraba anteriormente, lo que se espera es un mayor detalle que nos muestre acciones concretas, específicas y reales, y que no se trate de una simple propuesta más cargada de demagogia. Dentro de la práctica política es complicado dar fe de las propuestas que se presentan pero lo que corresponde es estudiar con algo de detalle y tiempo para poder direccionarnos hacia un voto informado, que en este tema preciso se trata de algo urgente y vital pata todos y todas. Estamos cada vez más cerca de las elecciones subnacionales y las propuestas de los y las candidatas son todavía desconocidas para muchos y muchas. En esta línea solo el candidato del MAS, Mario Martínez, ha socializado de forma considerable su propuesta que involucra cuatro lineamiento principales: 1. Una solución integral para el agua (donde se incluye 6 acciones concretas); 2. Salud y bienestar para la población; 3. Educación de calidad, científica y tecnológica; 4. Transparencia y eficacia institucional; que se amplía en propuestas complementarias y diversas. De la misma manera, se espera que los otros candidatos y candidatas socialicen de forma masiva sus propuestas para tener conocimiento de las proyecciones de nuestro municipio en la gestión 2015-2020. Es tiempo de realizar una elección con madurez y criterio, alejado de sesgos prejuiciosos (que mucho daño ya nos han hecho) para tener el tan necesario voto informado que no se vea truncado por propuestas empantanadas en simples promesas incumplidas como se hizo hasta nuestros días. Esta vez no vamos a celebrar en la posesión de las nuevas autoridades municipales, sino que esa celebración será luego de terminada la gestión y previa evaluación de la ciudadanía por un eficiente o no gestión municipal en beneficio de todos y todas; el problema del agua ya no puede esperar!!!